Historia de la Meteorología en República Dominicana

Las primeras observaciones meteorológicas se realizaron en el 1871, luego en el 1884 se establecieron cinco estaciones climatológicas, las cuales fueron ampliadas después del impacto del huracán de San Zenón de 1930.

En 1954 se inició la primera Misión de la Organización meteorológica Mundial para la formación del personal meteorológico, encabezada por los meteorólogos Edward Miller y Fernando Huertas, abriéndose en el 1955 la primera Oficina de pronósticos para el público y la aviación en el Aeropuerto General Andrews.
En 1981 se dió inicio al Proyecto Desarrollo y Fortalecimiento de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos (DOM-81-009). En1984 se crea la Oficina Nacional de Meteorología.

DIRECTORES DE LA INSTITUCIÓN

 

 

1915-1920

Capitán de Navío Francisco Castro Catrain

 

1920-1924

Don Ramón Jansen

 

1924-1935

Don Aurelio Ortori

 

1935-1948

Don Sebastián Robiou Valverde

 

1948-1956

Don Juan Moliné

 

1956-1962

Don Juan Bautista Cambiaso Valdez

 

1962-1963

Don R. Alberto Arvelo G.

 

1963-1965

Don César de Windt Lavandier

 

1965-1966

Ingeniero Meteorólogo Pedro Julio Suazo Tirado

 

1966-1967

Ingeniero Petronio Mejía

 

1967-1972

Don César de Windt Lavandier

 

1972-1972

Meteorólogo Frank W. Richardson

 

1972-1979

Don Julio A. Rib Santamaría

 

1979-1982

Ingeniero Meteorólogo Fernando A. Schrils

 

1982-1986

Señor Danilo Rodriguez

 

1986-1997

Ingeniero Meteorólogo Antonio Cocco Quezada

 

1997-1999

Señor Abel Abreu

 

1999-2000

Señor Theoprasis Arredondo

 

2000-2005

Ingeniero José María Duquela

 

2005-Actualidad

Ingeniera Gloria Ceballos

El servicio meteorológico dominicano comienza a estar bajo la dirección de un director nombrado para tales fines, a partir del nombramiento del capitán español Francisco Catrain, en el 1915. Este se había radicado en el país a partir del año 1901; los aportes de dicho señor fueron de gran ayuda para la meteorología nacional, debido a que en su condición de capitán de banco tenia gran conocimiento de meteorología , muy
especialmente a causa de que España, mas avanzado que el nuestro. EL capitán Catrain, ejerció las funciones de Director de Meteorologiíta hasta el año 1920.
Ramón Jansen: Fue nombrado Director de Meteorología, en el año 1920, sustituyendo en sus funciones a Francisco Catrain; estuvo al frente de la dirección de esta institución hasta 1924.

La gestión del señor Jansen, se vio limitada en el aspecto económico, ya que no se le suministraban los fondos suficientes para poder realizar su cometido como se requería. Jansen se llego a quejar al gobierno de entonces, debido a que las partidas necesarias no les habían sido asignadas, motivo por el cual no podía organizar adecuadamente el servicio, lamentándose de que no había podido lograr con éxito el programa presupuestado para organizar el servicio meteorológico, ya que la mayor parte del personal que prestaba servicio en las oficinas de los ingenios la hacían a modo de colaboración.

Ya para el año 1924, se iba tomando conciencia de la necesidad de los servicios meteorológicos, así podemos observar como ese año el secretario de agricultura señor Pedro Pérez, le solicito al gobierno prestar mas atención a meteorología, destinando recursos para la compra de equipos y aparatos necesarios, debido a que no había desarrollo de la agricultura sin un servicio meteorológico que suministrara informaciones sobre los niveles de pluviométria, dirección del viento y fuerza de los vientos en las distintas regiones y los cambios en la temperatura

Aurelio Ortori: Este Director fue nombrado en 1924, con la llegada al gobierno de Horacio Vásquez; duro como director de meteorología hasta 1935. durante su gestión, en 1929 se incluyo el servicio meteorológico entre las dependencias de la secretaria de estado de agricultura, con la finalidad de regular en conjunto las estaciones agronómicas y meteorológicas del estado.

Le toco a Aurelio Ortori enfrentar el devastador Huracán San Zenón; el cual; a pesar de los pocos equipos que poseía la institución fue previsto e informado al gobierno y a la población de su existencia. En esa gestión se instalaron en 1931, las estaciones meteorológicas de Dajabon, Azua, Bani, Constanza, Pimentel, Salcedo, Samaná, San José de Ocoa, Las Matas de Farfán, San Juan, San Rafael de Yuma y Sánchez Ramírez.

Sebastián Robiou: En el año 1935, el señor Sebastián Robiuo, sustituyo como Director de Meteorología , a Aurelio Ortori; quedándose en el puesto hasta 1948. Bajo el mandato de este director avanzo el servicio meteorológico, se creo por primera vez un reglamento para dirigir el servicio (1940).
Juan Moliné: Considerado el padre de l a meteorología dominicana; fue nombrado en el año 1948, ocupando el cargo de Director hasta el año 1956. Bajo la dirección de Juan Moliné, el servicio meteorológico toma un nuevo impulso, ayudado por el interés mostrado por dicho director y muy especialmente por factores ligados a la navegación aérea, que precisaban de los datos meteorológicos.

A instancia suya y aprovechando un viaje suyo a Ginebra, en representación del pías, en actividad propia del área, solicito y obtuvo de la organización Meteorología Mundial (OMM), que se enviara al país una misión para preparar a los técnicos locales.

Fruto de la gestión antes indicado llegan en el año 1954, los profesores Edward Robert Miller y Fernando Huertas López, a cumplir con dicha misión de preparar los técnicos dominicanos. Estos permanecieron en el país hasta 1955, cuando concluyó su trabajo.

Varios técnicos meteorológicos fueron enviados al exterior, luego de los cursos impartidos por Miller y Huertas López; viajando a Puerto Rico a realizar estudios de sondeos de la atmósfera. Los señores Víctor Matos, Vinicio Lembert, Armando Zorrilla, Luis Cruz y Juan Moliné hijo. En ese mismo periodo ,1955,fueron a recibir un curso de tránsito aéreo a México, los señores: Fausto Huertas, Eleopoldo Moliné, Máximo Lockward y Julio Celma.

Durante la gestión del señor Juan Moliné, se construyo la primera edificación en la cual funcionó el servicio meteorológico en el sector de los Mameyes, donde actualmente (2003) funciona la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET); se crearon las estaciones de: El Santo Cerro, Constanza, Higuey y Cabo Engaño, la Isla Saona y San Cristóbal; asimismo, se comenzó la construcción de una estación de Radio-sondeo, en la localidad de Sabana de la Mar.

Como podemos observar, el trabajo realizado por Juan Moliné, fue trascendental para impulsar la meteorología nacional hacia lugares mas elevados que el que hasta entonces tenia; con merecida razón se le reconoce como el padre de la meteorología dominicana y en justo reconocimiento, hoy un busto suyo engalana la entrada principal de nuestra institución por su bien ganada fama.

Juan Bautista Cambiaso Valdez: Previo a su nombramiento como director de meteorología en 1956, este señor se había desempeñado como miembro de la Comisión de Aeronáutica Civil. Durante su gestión se inauguró la estación de Cabo encaño y se logró equipar algunas estaciones del interior con equipos de telegrafía. Juan Bautista Cambiaso Valdez, no realizo una mejor labor al frente de meteorología debido al clima de inestabilidad política que impero en los finales de la era de Trujillo; fue removido de su cargo en el año 1962.
Alberto Arvelo: este director de meteorología fue nombrado en 1962, pero su estadía al frente del cargo fue efímera, ya que renuncio a los pocos meses.

 

Petronio Mejia: fue nombrado en noviembre, del año 1962, renunciando a los 20 días de su nombramiento; motivo por el cual es difícil evaluar la labor por él realizada.
Cesar De Windt Lavandier: Nombrado en el año 1963, le tocó dirigir el servicio meteorológico en momentos de gran turbulencia social. En esta primera etapa estuvo al frente de la dirección de esta institución hasta el año 1965, cuando fue sustituido por Pedro Julio Suazo.


En el mes de julio del año 1966, nuevamente volvió a dirigir meteorología el señor Cesar De Windt Lavandier; permaneciendo en el cargo hasta el año 1972; con su nombramiento en esa fecha se reinicia el proceso de capacitación de los técnicos de meteorología.

Pedro Julio Suazo: dirigió meteorología de 1965 a 1966; sus logros no se pueden evaluar considerablemente por el poco espacio de tiempo que estuvo al frente de la institución.
Precisamente fue durante la década del 70, cuando la organización Meteorológica Mundial (OMM), con la asistencia del gobierno dominicano dio inicio a varios proyectos tendentes a mejorar las instalaciones de la Red Nacional meteorológica y reequipamiento de 15 estaciones climatológicas , dotándolas de anemómetros, barómetros y termómetros. Otros proyectos estaban dirigidos a la instalación de 7 estaciones de la Red Sinóptica, la creación de la unidad de pronostico de crecidas de ríos y capacitación de su personal.

En ese periodo el entonces Presidente de la República, mediante el Decreto No. 3590, autorizo la emisión de sellos postales con los emblemas de meteorología, con valores de seis y siete centavos. Estos sellos representaban las cuatro fases fundamentales que registra el servicio meteorológico: la agrometeorología, la Hidrometeorología, desarrollo industrial y control de la contaminación del aire.

Frank W. Richardson Lugo: Este caballero, fue nombrado en el año 1972, para sustituir a Cesar de Windt Lavandier, teniendo una estadía muy corta al frente de meteorología, hasta 1973, motivo por el cual se hace difícil evaluar su desempeño durante ese tiempo; uno de los logros fue el fortalecimiento de las áreas administrativas.
Julio A. Rib Santamaría: Le toca dirigir en calidad de director de meteorología durante el periodo comprendido entre los años 1973 a 1979. Supo conformar uno de los mejores equipos de trabajo que se habían visto hasta entonces en la institución. Esta gestión se caracterizó por el envío al exterior de los técnicos del área a prepararse, muy especialmente a Costa Rica, España y Argentina.

Debido al interés que se mostraba en el país respecto al servicio meteorológico, la Organización Meteorológica Mundial, envió al país al señor Luis Aldaz, con la misión de crear un taller y laboratorios de instrumentos, a través de un programa de las Naciones Unidas.

Varios equipos trabajaron en el fortalecimiento de la red de estaciones pluviométricas, junto al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), facilitando adiestramiento sobre satélites en el centro de pronóstico de Miami. Durante esta gestión se reorganizó la red de estaciones y se le prestó atención a la capacitación del personal.

Fernando Scrhils: Fue designado en el cargo de director de meteorología; a raíz de la muerte de Julio A. Rib Santamaría , en el año 1979; manteniéndose en el cargo hasta el año 1982. Contribuyó con la tarea de fortalecimiento de la Red Meteorológica Nacional, y con la obtención de algunos proyectos que contribuyeron con el desarrollo de la dependencia.
Danilo Rodríguez: Le tocó dirigir meteorología durante el periodo 1982-1986; uno de los puntos fuertes de este director fue el empeño por la profesionalización del personal bajo su mando; continuo con la línea de enviar los técnicos a prepararse en diversos centros de educación superior del mundo.

En este periodo, a instancia de la de la Asociación de Meteorólogos de la República Dominicana (Asomeredo), se introdujo al congreso un proyecto de ley tendente a elevar a meteorología a la categoría de instituto; el cual fue aprobado por el órgano legislativo, pero el Presidente de turno lo observó.

Ante esta acción del Presidente de la República, el director y los técnicos renunciaron en masa; provocando que el gobierno elevara de categoría la institución, pasando de departamento a oficina Nacional; estableciendo en el Decreto no. 1838, mediante el cual se le dio la categoría de oficina nacional, las funciones de esta, las cuales se mantienen aún.

Bajo esta dirección, se comenzó a efectuar el proyecto DOM/81/009, con financiamiento de US$994,600.00 y una contrapartida del gobierno dominicano de RD$702,100.00; el proyecto estaba financiado por la Organización Meteorológica Mundial, las Naciones unidas y una contrapartida del gobierno dominicano; se pretendía reforzar las divisiones de climatología y agrometeorología, la construcción de 10 estaciones agrometeorológicas en distintas zonas con el objetivo de satisfacer la necesidades en esa materia.

Se pretendía también computarizar los archivos de la sede central y ejecutar programas de recuperación de datos climatológicos e hidrológicos, la puesta en marcha de

un radar, donado por el gobierno de Alemania para su instalación en la sede central, la construcción de nuevas edificaciones y una flotilla de vehículos para ser usados en el trabajo.

Dicho programa fracasó por falta de continuidad y gran parte de las partidas del proyecto fueron desviadas a otras instituciones.

Antonio Cocco Quezada: a este director se le nombró por primera vez , en el año 1982, faltando seis días para que se realizara el cambio de gobierno; fue sustituido por el gobierno que asumió las riendas de la nación a partir del 1982.

En septiembre de 1986, volvió a ser designado director, mediante el Decreto No. 1024-86-24, permaneciendo al frente del cargo por un espacio de tiempo de 11años. Durante su gestión, la Oficina Nacional de Meteorología fue trasladada de la Secretaria Técnica de la Presidencia a la Secretaria de Estado de Agricultura, donde hasta hoy permanece.

Esta gestión, especialmente , la que comienza a partir del año 1986, se caracterizó por el empuje que se le comenzó a impregnar a la Oficina Nacional de Meteorología. Los técnicos empezaron a ser enviados al extranjero para continuar con su preparación; situación esta que se mantuvo hasta 1991, cuando empezó a decaer el programa de preparación. Esa situación repercutió negativamente en la institución, ya que muchos técnicos calificados emigraron hacia otras instituciones que le ofrecían mejores condiciones.

En el año 1990, se comenzó la construcción de la edificaciones para la instalación de un radar y se comenzaron a ejecutar programas de investigación de la sequía. También se realizó la Tercera Jornada Científica Agrometeorológica, dirigida por la ingeniera Rosa Sánchez y durante los dos primeros años de la década del noventa, estuvieron en el país, a través el programa de la OMM, los técnicos japoneses Mazanori Obijasi y Chiho Kitahara, quienes durante dos años, realizaron labor de actualización d la base de datos del centro de cómputos del Departamento de Climatología.

En el año 1995, se instalo el radar meteorológico 300 As, de la rama Gematronik, con capacidad para obtener informaciones de hasta 400 kilómetros, el cual fue donado por el gobierno Alemán; se puso en servicio el sistema STAR-4, INTERNET; una planta eléctrica de 100 kilovatios y se traslado al centro de pronósticos del aeropuerto de Las Américas para la oficina central.

Félix Abel Abreu: Medico y técnico clase IV, fue designado el 27 de Febrero del año 1996, frente de la ONAMET; detentó sus funciones hasta el año 1999. Le tocó enfrentar el devastador huracán Georges; el cual dejo resultados muy negativos para el país.
Teophrasis Arredondo: este director, militar de carrera, fue nombrado al frente de meteorología para sustituir al Dr. Félix Abel Abreu, en marzo del 1999, permaneciendo en el cargo hasta el 7 de agosto del 2000, cuando fue sustituido por el Ing. José Ma. Duquela . Bajo su administración se comenzaron a ejecutar algunos programas, se reactivó el programa de capacitación que se había suspendido en el año 1990, con el envío de algunos técnicos al exterior.

José Maria Duquela Martínez

Fue Designado director de ONAMET en el año 2000, funciones que desempeño hasta marzo del 2005. Siendo el subdirector nacional designado durante este periodo el Lic. José Placido Cabrera.

Durante su gestión se inició el Programa de Rehabilitación, Desarrollo y Modernización de la ONAMET (PRONAMET), con el objetivo de mejorar las condiciones de la institución, tanto a nivel tecnico y científico como la situacion de sus instalaciones físicas y recuperar la credibilidad de la ONAMET.

Promovió la participación de la ONAMET en la mayoria de foros y eventos internacionales relacionados con la meteorología, lo que permitió a la institución ponerse a la altura de los más avanzados Servicos Meteorológicos en el área del Caribe y Centro América.

Ing. Gloria Ceballos

Es la primera mujer que dirige la Oficina Nacional de Meteorología. Comenzó a trabajar en ONAMET a principios de la década del 80. Era estudiante de Ingenieria Civil y fue designada como auxiliar de calculista del Departamento de Climatología.

En el período 1981-1982 realizó un curso de meteorólogo clase II en la Universidad Complutense, en España. Laboró durante cuatro años en la Dirección de Pronósticos del Aeropuerto Internacional las Americas (AILA) y a la par con su trabajo, terminó sus estudios de Ingenieria Civil en la UASD, en el área de hidráulica. Después paso a trabajar en el Departamento de Hidrometeorología.

Desde hace 16 años es catedrática de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU). Ademas imparte docencia en la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA).

Unos de sus principales propositos es destacar la labor científica e investigativa de la institución.

 

OTROS VINCULOS DE INTERES
Carta de Altura
Vuelos de Bajo Nivel
Airmet
Sigmet
Metar
TAF
Tiempo Significativos
Imagen Satelital
De interes sobre Cambio Climatico
Boletin Vigilancia Climática
Temporada Ciclónica 2013
Políticas de Calidad
Glosario
campaña mundial para mejorar los servicios meteorológicos y climáticos
Datos Astronomicos
Boletin Hidrometeorológico
Lluvias Acumuladas
Mapa de Precipitación Diaria
Resumen Agrometeorológico
Agroclima Mensual
Incidencias del Clima
Desviación Precipitaciones
Perspectiva Agrometeorológica Decadal
Boletín Decadal del Indice de Humedad
Portada | Términos de uso | Política de privacidad | Declaración Legal
©2007 Oficina Nacional de Meteorología. Todos los Derechos Reservados. | Desarrollado por: Mixona Network